14 de diciembre de 2010

Experiencias místico-científicas

Hoy he visto un vídeo en Youtube. Uno de esos vídeos divulgativos, o que al menos es lo que parecen en principio, hasta que te das cuenta de que es otra cosa. ¿ Habéis visto la serie "Cosmos" de Carl Sagan? Quien la haya visto, sabrá a lo que me refiero: es esa capacidad "única" que tenía Sagan para hacerte comprender empáticamente qué demonios es en realidad el Universo. Es algo casi místico.

Hoy he aprendido algo con este vídeo: no es misticismo, ¡es ciencia! Me he sentido completamente identificado con el narrador, y seguramente más de uno habrá pensado muchas cosas de las que se comentan en este fragmento de iluminación. Todo aquel que se considere ateo o atea (o que tenga serias dudas acerca de la existencia de Dios) y todo aquel que le guste mínimamente la ciencia, debe verlo.

¿Necesitamos un Dios para vivir una experiencia de este calibre? ¿No nos basta con la inmensa proporción y complejidad del Universo, que además, tenemos que inventar un ser incognoscible, religiones y guerras?

A mi me basta. Me sobra.