27 de mayo de 2008

Así habló Zaratustra.

  • Un poco de veneno de vez en cuando: eso produce sueños agradables. Y mucho veneno al final, para tener un morir agradable.
  • La gente continúa trabajando, pues el trabajo es un entretenimiento. Mas procura que el entretenimiento no canse.
  • La gente ya no se hace ni pobre ni rica: ambas cosas son demasiado molestas. ¿Quién quiere aún gobernar? ¿Quién aún obedecer? Ambas cosas son demasiado molestas.
  • ¡Ningún pastor y un solo rebaño! Todos quieren lo mismo, todos son iguales: quien tiene sentimientos distintos marcha voluntariamente al manicomio.
  • [...] ¡Danos ese último hombre, Zaratustra, -gritaban- haz de nosotros esos últimos hombres! ¡El superhombre te lo regalamos!» Y todo el pueblo daba gritos de júbilo y chasqueaba la lengua.
  • Pero Zaratustra se entristeció y dijo a su corazón: No me entienden: no soy yo la boca para estos oídos.

3 comentarios:

Vampiresa dijo...

que gran libro Oskitar!

a ver si nos encontramos por la calle o algo, que ya hace demasiado tiempo que no coincidimos!!

shinjikari dijo...

Me dejaste otro comentario en otra entrada, pero sigo sin caer...¿quien eres? Firma con tu nombre, o algo! XD

Duhkha-Un lupi dijo...

De los mejores libros que he leido "apoyaos en mi si quereis, mas nunca seré vuestra muleta", no creo que la mayoria pueda disfrutar de este libro a los niveles que yo lo hice XD